Asociaciones que nos favorecen o nos perjudican.


Percepción por asociación.

“Es una locura. Todo el mundo sabe que yo me limito a informar sobre el tiempo, que no lo controlo. malasamistadesPero me critican cuando hace mal tiempo. Saben que no soy responsable, pero no les importa”. Esta es una conversación verídica del hombre del tiempo de un canal local de TV.

Estar relacionado con el mal tiempo tiene un efecto negativo, pero estar relacionado con el sol radiante es maravilloso.

Recordemos cómo nos advertían nuestras madres que no nos juntáramos con los chicos malos. Nos decían que no importaba que nosotros no hiciésemos nada malo, porque los vecinos nos juzgarían por nuestras compañías. Y tenían razón en una cosa: en la percepción por asociación que harían los demás. La gente da por supuesto que tenemos los mismos rasgos de personalidad que nuestros amigos.

Para las asociaciones positivas hay muchos ejemplos. Esas modelos en la presentación de marcas de coches que “prestan” sus rasgos positivos (belleza y atractivo) a los coches. Sin embargo, si les preguntáramos si la joven influyó en su opinión, se negarían a creer que sí.

Para ganar simpatías _y por ende, CONFÍEN en nosotros_ deberemos procurar que se nos relacione con buenas noticias, no con malas. A propósito: mañana hará buen tiempo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>