Deshabituar.


Malos hábitos.

deshabituarSomos un conjunto de hábitos, unos buenos y otros malos. Los malos son drogas. Los buenos nos ayudan en la consecución de nuestras metas.Utilizamos las excusas para seguir con nuestros malos hábitos: “actúo así porque soy así”. Pero tendrás que decidir si lo que quieres es seguir invirtiendo continuamente en drogas _malos hábitos, autodestrucción_ para atenuar tu síndrome de abstinencia, o bien si te vas a responsabilizar.

De ti depende dejar esa dependencia. No es fácil porque es un sistema que has creado tú mismo, y por eso y porque todavía no sabes hacerlo de otra manera, lo defiendes. El hecho de que lo utilices todos los días crea una dinámica que te empuja siempre en la misma dirección. Te has convertido en un paciente crónico enganchado. Si te retiras temporalmente la droga _tus malos hábitos_ te producirá síndrome de abstinencia. Al volver a “disfrutar” de tus antiguos hábitos, aunque sean malos, los síntomas de abstinencia desaparecen, pero no de forma duradera. Si no te quitas de ellos, serás adicto siempre. Tu castigo: sabotearte a ti mismo. Que no CONFÍEN en ti.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>