No tengo madera de héroe


Solo trato de sobrevivir. 

Héroe_2

Cada vez más, ser héroe, pasa sólo en las películas. En la vida real,  somos poco exigentes. Pensamos que el trabajo sobresaliente no compensa.

Así, acudimos a excusas constantemente para zafarnos de obligaciones y responsabilidades. Deseamos que respeten nuestra zona de confort y que nos dejen en paz. Pero rehusar por sistema proyectos que podríamos emprender si nos lo propusiéramos, implica que nuestro valor decrece. Podemos poner excusas una vez, pero no siempre. Al final, nos conformamos únicamente con sobrevivir.

No sólo tenemos que conformarnos con ser supervivientes, sino personas superiores. Como diría Mark Twain: “El hombre común es un cobarde”. Así que, cuidado cada vez que dices: “Yo no puedo” o “Yo no tengo por qué”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>