Tírate a la piscina.


El agua no te matará.

Quizás eres de esos que está al borde de la piscina y mete el dedo del pie para ver si es capaz de lanzarse.piscina.. Pues ahora piensa que la piscina es la vida, y estás intentando ser valiente para comprometerte con ella. Bien, pues cuando lo hagas, cuando te lances, encontrarás la serenidad que andas buscando.

Tu mecanismo de defensa para no equivocarte es la represión. Resistirte a comprometerte con el mundo o a complicarte la vida. No cambiar. Evitar cualquier cosa que altere tu tranquilidad interna. Esperas que todo fluya alrededor de ti y que te dejen en paz. Pero andar siempre intentando evitar todo lo que te pueda sacar de tu zona de confort supone un enorme gasto de energía.

La ironía es que te sientes en paz con el mundo, intentando mantener un perfil bajo, pero al no asumir la responsabilidad de ti mismo, minimizas los problemas, que se agrandan en realidad.

Tu poca disposición para enfrentarte con la realidad te lleva a una falta de desarrollo personal y una falta de CONFIANZA e influenciaCambia hábitos. ¡Tírate a esa piscina, el agua no te matará!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>